Tokenomics en profundidad

TOKENOMICS A FONDO

 

Tokenomics o la economía del token hace referencia al sistema económico construido a través de la tokenización de las cosas del mundo real. Dicho de otro modo, las cosas son digitalizadas utilizando la tecnología blockchain y su valor es comercializado en plataformas virtuales.

 

[Un inciso] Se publicarán una serie de artículos abordando todo lo concerniente a tokenomics, desde su fundamentación, pasando por cómo se ha de redactar la sección de la economía del token en el White paper de un proyecto, analizando en profundidad la elaboración de un Yellow paper, hasta la simulación de la emisión de un nuevo token creado en una red privada Ethereum desde una perspectiva más técnica. Así pues, os dejamos el redireccionamiento de las secciones en cada uno de los artículos publicados que serán actualizados conforme se publiquen las sucesivas entregas:

 

  1. FUNDAMENTOS DE TOKENOMICS
  2. ELABORACIÓN DE TOKENOMICS EN UN WHITE PAPER Y YELLOW PAPER
  3. EMISIÓN DE UN TOKEN EN UNA RED PRIVADA ETHEREUM

 

ECOSISTEMA

En primer lugar, es necesario aclarar una serie de conceptos previos como qué es una blockchain y cómo se crea un ecosistema económico digital.

Blockchain o cadena de bloques es una tecnología DLT (Distributed Ledger Technology) con peculiaridades, y dentro del mundo de las blockchain hay más diferencias entre ellas. En general, una blockchain es una red conformada por equipos (en adelante nodos) que son a su vez cliente y servidor. Estos y otros equipos pueden grabar información en la cadena, la cual actúa como una base de datos distribuida entre todos los nodos. La información pasa un previo proceso de verificación que, en la mayor parte de los casos, se encargan nodos especiales de la red. Cada nodo contiene una réplica, o una versión reducida, de la base de datos, la cual, en las blockchain públicas y en las permisionadas con libre acceso a datos, es visible por el público, participe o no en la red.

En cuanto al ecosistema económico de las criptomonedas y tokens, las blockchain sirven para financiar proyectos y crear una comunidad activa de usuarios en torno a ese proyecto. Las blockchain operan desplegando activos no replicables, los cuales son intercambiados en Exchanges o casas de intercambio. Esos activos pueden ser de dos tipos en cuanto a su naturaleza: Servir únicamente como medio de pago, simulando el dinero físico, o pueden ser más complicados y recoger términos y condiciones, simulando los contratos del mundo real. A su vez, sobre los activos que simulan contratos de la blockchain pueden crearse otro tipo de activos denominados tokens. Los tokens comparten características de la cadena principal, pero se pueden configurar otras muchas, como los permisos de lectura y escritura que definiría una subcategoría de redes públicas, privadas o híbridas. Si el token es ampliamente utilizado, se crea una bifurcación de la cadena principal con una comunidad activa que mantendrá con vida al proyecto subyacente.

La comunidad puede participar de diversas formas con el proyecto en función de cómo se haya configurado por los promotores los canales de interactividad. Hay una amplía gradación respecto al nivel de implicación, desde meros inversores poseedores de criptomonedas o tokens con intenciones especulativas o usuarios que canjean las criptomonedas y tokens por productos y servicios a través de la plataforma, hasta nodos que se encargan de decidir el porvenir del proyecto, como planteó en sus inicios el fallido proyecto The Dao.

 

Aclarados los conceptos previos, se puede intuir la utilidad de un buen planteamiento de la economía del token en los proyectos. Además de transmitir seguridad y confianza en la inversión y en el planteamiento financiero del proyecto, denota conocimiento técnico del equipo promotor en el sector blockchain.

 

DISTRIBUCIÓN

La salida al mercado de valores de criptomonedas se puede realizar mediante una Oferta Inicial de Monedas (Initial Cryptocurreny Offering) o ICO. La ICO es un método de financiamiento inicial que realizan los proyectos basados en blockchain. El proyecto ofrece criptomonedas o tokens a cambio de moneda de curso legal o criptodivisas más populares. Otra forma es mediante el denominado Airdrop, el cual consiste en regalar el activo o token con la pretensión de captar financiación para un proyecto particular a través de la emisión masiva de una moneda virtual que representa un servicio, producto, participación, recompensa o dividendo en la realidad.

 

Las ICO cayeron en descrédito debido a las numerosas denuncias por estafa que se registraron, ya que muchos proyectos eran estafas encubiertas. La actual tendencia para las emisiones de criptomonedas y tokens es cooperar con una casa de intercambio o exchange, la cual actúa como custodio y retiene en una billetera preprogramada, propiedad de la casa de intercambio, la financiación recaudada. En el momento en que se llega a la capitalización mínima o a la fecha de vencimiento de la ronda de financiación, se liberan los pagos hacia las respectivas billeteras de los inversores. A esta nueva modalidad de emisión inicial de valores se le denomina IEO (Initial Exchange Offering).

Las Ofertas Iniciales de Intercambio o IEO (Initial Exchange Offering) tienen la misma finalidad que las ICO, ofrecer un número de tokens a los inversores a cambio de financiación para los proyectos subyacentes. La diferencia es que el encargado de administrar el lanzamiento de los nuevos activos digitales es una casa de intercambio, en muchas ocasiones, acreditada por organismos nacionales o supraestatales de mercados de valores.

Otras figuras similares a las IEO son las Ofertas Iniciales de Bifurcación (IFO), las Ofertas Iniciales de Lanzamiento (IAO) y las Ofertas de Tokens de Seguridad (STO). Esta última está muy en boga por las particularidades que ofrece.

 

Para terminar el artículo introductorio a la fundamentación de tokenomics es perentorio realizar un inciso con el fin de diferenciar los tipos de tokens en virtud del tipo de funcionalidad que ofrecen. Los tokens pueden ser de utilidad, de pagos o de seguridad.

Los tokens de utilidad sirven como medio de intercambio, pero únicamente dentro de la plataforma que ha sido financiada mediante la emisión del token. El inversor adquiere el token para comprar productos o servicios de la compañía u obtener beneficios exclusivos del proyecto.

Los tokens de pagos son activos digitales respaldados por un medio de pago tradicional como el dinero de curso legal o el oro. Los tokens de pago son más estables porque se anclan en el valor de mercado de los medios de pagos tradicionales.

Por último, los tokens de seguridad son similares a los tokens de pago, pero se diferencia de estos en que el valor está anclado a un bien fungible distinto, como pueden ser las acciones o participaciones de una empresa, bienes raíces, stocks, etcétera.

 

 

Como se ha adelantado en la introducción del post, en la próxima entrega se tratará la elaboración documental de la sección de Tokenomics del White paper y se analizará el concepto y desarrollo de los Yellow Paper.